¿Qué proponemos?


A propósito del advenimiento de la televisión digital, se encuentran en el Congreso Nacional dos proyectos de ley que cambiarán el futuro de nuestra Televisión. Dichos proyectos modificarán las actuales leyes de “Televisión Nacional de Chile” que regula el canal público y el “Consejo Nacional de Televisión”, que es la entidad a cargo y de velar por el buen funcionamiento de los canales de televisión.
Este escenario, solo se produce cada 20 años y ni el Gobierno ni el Congreso han propuesto al país un proyecto que garantice una mejor televisión, que fomente la cultura, la educación, y el fortalecimiento ciudadano.

La mayoría de las propuestas planteadas por la ciudadanía respecto de estos proyectos de ley no han sido consideradas ni por el Gobierno ni por la Cámara de Diputados, por lo cual esperamos que el Senado tome conciencia de la importancia de este proceso, y proponga al país, un nuevo modelo de Televisión más justo, democrático, culto y diverso, que incluya:

  1. Transportador público

    El Estado debe garantizar que exista un Canal de Televisión de Cobertura Nacional que transmita exclusivamente televisión educativa, cultural y comunitaria.

  2. Composición CNTV y TVN

    Debe modificarse la composición de los integrantes del Consejo Nacional de Televisión (CNTV) y del Directorio de Televisión Nacional (TVN), considerando el carácter más amplio que la televisión debe cumplir, a objeto de neutralizar la tendencia al actual cuoteo político, incorporando representantes de la producción independiente, las universidades y organizaciones sociales afines.

  3. Obligación cable-operadoras

    Las empresas de televisión de pago (televisión por cable) deben incorporar en sus paquetes básicos a los canales educativos, culturales y comunitarios que se transmitan en donde prestan sus servicios.

  4. Definición de concesiones comunitarias

    Las concesiones de carácter comunitario se deben otorgar mediante la decisión de un Comité Asesor del Consejo Nacional de Televisión especialmente constituido para esta función y que incluya a representantes de la respectiva comunidad.

    Las concesiones comunitarias recaerán en personas jurídicas sin fines de lucro. Estas velarán por la promoción del desarrollo social y local, como del capital social y comunitario.

    Las concesiones comunitarias deben ser indelegables, por lo que debe quedar prohibida su venta, cesión o transferencia.

    Las concesiones comunitarias no deben ser administradas o gestionadas por organizaciones de carácter político
    partidista o entidades religiosas regidas por la Ley Nº 19.638.

  5. Prevención de la concentración del Espectro

    Se debe garantizar la desconcentración de la propiedad de las concesiones de televisión en pocos operadores, por tanto, nadie puede tener más de una concesión de aquellas que utilizan espectro electromagnético en la misma zona de cobertura, porque el espectro electromagnético es escaso y un bien de uso público que nos pertenece a todos los chilenos.

  6. Reserva Espectro

    El Estado debe transparentar el espectro disponible y asegurar, por la vía de la reserva, que el 40% del total del espectro atribuido a televisión se destine a la transmisión de televisión educativa, cultural y comunitaria.

  7. Reconocimiento legal de Televisoras Comunitarias

    Considerando la actual existencia de canales comunitarios de televisión en plena operación, el Estado debe reconocer y validar su existencia.

  8. Porcentaje producción independiente

    Al menos un 40% de la programación deberá corresponder a creaciones audiovisuales de autores nacionales de producción independiente a las estaciones de televisión.

  9. Fomento integral a la televisión educativa, cultural y comunitaria

    Debe existir una política de fomento integral de la TV educativa, cultural y comunitaria que permita su desarrollo y gestión sustentable a futuro.

  10. Gratuidad y libre recepción

    Debe garantizarse la gratuidad en la recepción de la televisión digital.

  11. Usos sociales de televisión digital

    Deben garantizarse los usos sociales asociados a la televisión digital, tales como tele-gobierno, tele-educación y tele-medicina.

Firma la propuesta